Vi de Vila: la coherencia del terroir

He querido, tras mi viaje de estos días por Costers del Segre y el Priorato, rescatar un artículo que escribí hace años y que creo está de rabiosa actualidad, puesto que ciertos conceptos deberían, en mi humilde opinión, extrapolarse a otras denominaciones de origen que, al ir creciendo o al aunar zonas de producción de características muy diferentes, se han olvidado de lo que realmente significa el terroir.

priorat1

La cultura del vino del español medio es, en general, relativamente pobre. En muchas ocasiones, fuera de las denominaciones de origen más tradicionales, el resto le son bastante desconocidas. Tiene su lógica si tenemos en cuenta dos factores: el primero, que el consumo de vinos de calidad es un hecho reciente, ligado a la prosperidad económica; y el segundo, que ha habido una auténtica proliferación de denominaciones y zonas de producción en los últimos años. Muchos piensan que sería más conveniente ir hacia una simplificación en este terreno para facilitar la comprensión por parte del consumidor. Habría que preguntarse si no es mejor fomentar la cultura del vino, poco a poco, en lugar de querer nivelarla “desde abajo”. La diversidad y la variedad de la España vitivinícola son una riqueza indiscutible que hay que fomentar en todos los terrenos. Y eso no pasa por una unificación a cualquier precio sino más bien por desarrollar los mecanismos necesarios para hacer más comprensibles esas diferencias, ligadas indiscutiblemente al concepto de terroir.

La apuesta de la D.O.Q. Priorat desde hace unos años son los Vins de Vila (vinos de un pueblo), que pretende ir más allá del concepto de denominación de origen calificada, y los Vinos de Finca, éstos en un claro acercamiento a la clasificación de Vinos de Pago. En España, la iniciativa sorprende por novedosa, pero basta con mirar hacia nuestros vecinos franceses para darnos cuenta de que todo o casi todo está ya inventado. Y es que el concepto de terroir está determinado por el clima, el suelo, las variedades cultivadas y las técnicas vitivinícolas aplicadas en cada zona, y todos estos factores varían de una  a otra.

Son doce las zonas en las que la normativa divide a la denominación calificada:

  • Vila del Bellmunt del Priorat
  • Vila d’Escala Dei
  • Vila de Gratallops
  • Vila de la Morera del Montsant
  • Vila de Poboleda
  • Vila de Porrera
  • Vila de Torroja del Priorat
  • Vila de la Vilella Alta
  • Vila de la Vilella Baixa
  • Vila dels Masos de Falset
  • Vila de les Solanes del Mola
  • vi de vila
  • Como decía,  los Vins de Vila dan una vuelta más de tuerca al concepto de terroir, asociando los vinos producidos en cada uno de los municipios de la D.O.Q. no solo a las características climáticas, ampelográficas o geológicas, sino también a la cultura y la identidad de cada pueblo o vila. La meta es crear un vínculo sólido entre los vinos elaborados en cada municipio y su realidad cultural y socioeconómica que redunde en un aumento de las ventas en su propio ámbito territorial, fomente la actividad turística y, por supuesto, el acercamiento de la diversidad de los vinos del Priorato al consumidor. Esta normativa también tiene sus detractores dentro de la propia denominación, quienes apoyan su reticencia en el temor de que, como decía al principio, este nuevo elemento, lejos de favorecer la imagen y el conocimiento de los vinos del Priorato, constituya una nueva barrera para un consumidor aún muy verde en cuanto a lo que a denominaciones de origen se refiere.Sin embargo, en mi opinión, renunciar a ponerle nombre y definir la diversidad de los vinos de un territorio sería como renunciar a los matices que tiene un mismo color. A los niños, primero se les enseñan los colores básicos y es a lo largo de su vida, con la educación y vivencias necesarias, cuando van siendo capaces de distinguir, diferenciar y apreciar los diferentes matices. Valga la comparación para entender que los Vins de Vila pretenden aportar una mayor información sobre la identidad de cada vino y que el gran reto en España es trabajar para que los consumidores tengan cada día una mayor cultura vinícola, no tanto basada en la simplificación como en la comprensión de nuestra increíble riqueza y diversidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s