III JORNADAS GASTRONÓMICAS “COCINANDO ENTRE AMIGOS”

“No se puede cocinar bien si no se pone en ello el corazón, dado que, por encima de todo, se trata de que reinen en torno a la mesa sentimientos de amistad y de fraternidad”. Fernand Point (1897-1955), chef francés.

Imagen

¡¡¡Cuánto bueno se reunió en esa cocina del Bodegón de Daimiel el pasado sábado 22 de febrero!!! Lo mejorcito de cada casa y parte de lo mejor de la cocina española hicieron posibles las III Jornadas Gastronómicas “Cocinando entre amigos”: Alberto Moreno (candidato español al Bocuse d’Or), Sergio Fernández (Cocina con Sergio TV1), Kisko García (Canal Cocina), José Alberto Díaz (El Rincón de Moraga, La Palma), Javier Tornero (Pastelería Pomme Sucre, Albacete), Quique Cerro (Salón Campollano, Albacete), Félix Manso (Gaztelumendi Antxón, Irún) Rocío Arroyo (Escuela de Hostelería La Serna), Diego Bonilla (Tentación-es de Cáceres), César López (Costa Croisières) y Rubén Sánchez-Camacho (El Bodegón de Daimiel). ¡¡¡Y la Mari!!!, la madre de Ramón y Rubén, al pie del cañón siempre.

Imagen

Estas jornadas consistían en una cita culinaria donde cada cocinero propuso un plato diferente  “en el que volcó aquello que le ha distinguido en su trayectoria”, según palabras de Rubén Sánchez-Camacho, y que fueron realizados entre todos los chefs. El ambiente en la cocina era de locura, para deleitar a los comensales con un fantástico menú de once pasos:

–          Gin Tonic de cuchara y polvo de manzana deshidratada

–          Foie torrefacto con hongos y salsa de regaliz

–          Ceviche de mar

–          Caldo ibérico

–          Sopa de morcilla con chipirones y zanahoria confitada

–          Taco de bacalao confitado a 65º, sus callos y ragout de pasas y cebolla caramelizada

–          Risotto de boletus y presa ibérica

–          Cordero al graten de albahaca

–          Jardín Caribeño

–          Rehum rhabarbarum

 ImagenImagenImagenImagenImagen

Mucha cocina de autor que, como la define Ferran Adrià, “es poner tu personalidad en lo que haces y ese sentimiento lo convierte en algo distinto”.

¿Alguien da más? Pues si: en sala, los sumilleres Ramón Sánchez-Camacho (El Bodegón de Daimiel), David Goshn (tercer finalista en el Campeonato Nacional Sumilleres y director de dos escuelas de hostelería en Tenerife), Víctor Martínez (www.hazteungintonic.com)… y una servidora haciendo lo que podía y dando guerra.

Imagen

 

Con los dos primeros platos, un maridaje sorprendente pero perfecto: una cerveza artesanal de bodegas ‘Salvaje’ de Campo de Criptana, una edición especial que lleva malta de cebada y recrea la frescura del verdejo. Turbia a la vista (sin filtrar), fresca, un puntito dulce muy bien equilibrado con el lúpulo, con burbuja crujiente y espuma cremosa.

Los tres platos siguientes se acompañaron de  un vino blanco, de Bodegas Castiblanque también de Campo de Criptana, un verdejo fresco, graso, pleno en boca, con una acidez excelente para limpiar el paladar sobre todo con el ceviche y la sopa de morcilla.

Finalizaba el menú un tinto especial, elaborado expresamente para la ocasión por Bodegas Castiblanque, con las variedades Garnacha, Tempranillo, Syrah y Cabernet Sauvignon. Se necesitaba fuerza, potencia y elegancia para convertirse en la pareja ideal del bacalao y las carnes.

                            ImagenImagen

Un menú perfecto en cantidad y tiempos que todos los comensales disfrutaron hasta el último plato y la última copa, ya que como decía el periodista culinario Alexandre Balthazar Laurent Grimod de La Reynière (1758-1838) “la mayor cualidad de un experto en gastronomía, un verdadero paladar fino, es no comer nunca más de lo que pueda digerir naturalmente y no beber más de lo que pueda soportar su ecuanimidad”.

Y bajo la frase de otro gran chef francés, Franck Cerutti, pintada en uno de los muros (“No busco la proeza culinaria, quiero ofrecer los placeres esenciales”), comenzó, tras la cena, una fiesta ye-yé a la que estaban invitados clientes, cocineros y personal de sala. Víctor Martín deleitó a los presentes con gin tonics y cócteles al ritmo de música setentera y ochentera. Una fiesta que se prolongó mientras aguantó el cuerpo.

Los hermanos Sánchez-Camacho adelantan que en el mes de abril esperan que el cocinero Toni Arrabal de Masterchef, el campeón mundial de pizzas Marquinet o Albert Adriá, repostero, compañero y hermano de Ferrá Adriá ,vengan hasta el restaurante El Bodegón para disfrutar de otra jornada culinaria de calidad. No se la pierdan: “El placer de la mesa es propio de cualquier edad, clase, nación y época; puede combinarse con todos los demás placeres y subsiste hasta el final para consolarnos de la pérdida de los otros” (Brillat-Savarin)

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s