Ribón Barrica 2011 y Ribón Crianza 2010

El pasado fin de semana tuve el placer de visitar Bodegas Ribón, de la mano de su propietaria, Imelda Ribón, con quien compartí una estupenda jornada entre viñedos, buen vino y, por supuesto, también alrededor de una buena mesa.

20130216_114853

Viñedos y Bodegas Ribón se encuentra en el municipio de Quintanilla de Onésimo (Valladolid). Sus 25 hectáreas de viñedos se dividen en dos parcelas, Carrantigua y Rinconada, ambas en la margen izquierda del río Duero. En ellas cultivan principalmente Tinta del País o Tinta Fina, la variedad reina de la Ribera, junto con algo de Merlot y de Cabernet Sauvignon, en suelos arcillo-arenosos sobre base de calizas. Casi el 85% de las cepas tienen más de 30 años de edad y han podido mantener intacta la estructura inicial de la plantación, realizada por sus abuelos, ya que si bien la bodega es una empresa fundada en 1.995, la tradición vitivinícola de la familia Ribón se ha venido forjando durante tres generaciones. En la actualidad se halla al frente de la plantación y de la bodega el enólogo Jesús Alberto Ribón de la Fuente, hermano de Imelda y copropietario de la bodega.

La Bodega, situada en el casco urbano de Quintanilla de Onésimo, se ubica en un edificio señorial de piedra y ladrillo macizo, construcción que data de principios de siglo y que ha sido adaptada respetando su estructura original, para la elaboración de sus vinos con las técnicas enológicas más actuales.

Les contaré más sobre la bodega, los viñedos y la calidad humana de los propietarios en el próximo número de la revista SUMILLERES. Hoy me centraré en dos de los vinos que producen: Ribón Barrica 2011 y Ribón Crianza 2010.

Ribón Barrica 2011

Botella Barrica

Bonito color rubí con ribetes púrpura, capa alta y buena lágrima. En nariz predomina la fruta roja y negra en sazón, con un toque floral, todo envuelto en suaves toques especiados de vainilla y al fondo, coco, que delatan un paso por barrica (50% roble francés, 50% roble americano) bien medido, que aporta complejidad y estructura sin ahogar los aromas primarios. Pleno en la boca, rico en matices, con volumen y taninos dulces. El postgusto es muy largo y en retronasal nos sorprenden los recuerdos de maderas aromáticas y fruta casi pasificada. Un vino muy rico, alegre, que invita a beber otro trago.

Ribón Crianza 2010

Botella T..

Un vino más serio que el anterior, con una crianza más larga: 12 meses en barricas de roble francés (60%) y americano (40%). De color picota de capa media-alta, en nariz es más discreto que el barrica en primera olfacción, menos “explosivo” dijéramos. Su personalidad se inclina más hacia la elegancia. Encontramos aromas de regaliz, de frutos negros (grosellas, moras, ciruelas), hojas de tabaco y pimienta negra sobre un fondo mineral. En boca tiene un excelente recorrido, con una acidez marcada que le da mucha frescura y augura longevidad. Final largo, de buena persistencia.

Margarita Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s