Finca Constancia Parcela 23 2011

Este vino toma su nombre del lema del fundador de González-Byass, Grupo al que pertenece esta bodega. Manuel María González decía que la constancia era la más importante de las virtudes.

Como todos sabemos, los apellidos González-Byass están indisociablemente unidos a Jerez, donde Manuel María González Angel llegó allá por 1835, dispuesto a hacerse un hueco en el próspero negocio del Sherry. Ese mismo año, animado por el éxito de las exportaciones, compró una pequeña bodega y comenzó a elaborar y exportar sus propios vinos. En 1855 decide asociarse con Mr. Robert Blake Byass, su agente en el Reino Unido, para desarrollar aún más el negocio. Nace así la Compañía González-Byass.

Hoy, González Byass sigue siendo un gran referente de los vinos de Jerez, pero se ha diversificado elaborando en otras zonas vitivinícolas de nuestro país: así, son suyas Bodegas Beronia (D.O.Ca. Rioja), Cavas Vilarnau (D.O. Cava), Viñas del Vero (D.O. Somontano), Finca Moncloa (V.T. Cádiz) y Finca Constancia (V.T. Tierra de Castilla), su último proyecto.

La bodega Finca Constancia ha sido diseñada para elaborar por un lado vinos jóvenes, con mucha fruta y con características varietales y también otros más complejos, destinados a un público más exigente, a la altura de los grandes vinos de España.

El vino que hoy les recomendamos está elaborado con una selección de tempranillo de la parcela 33 en Otero (Toledo), una zona protegida con las estribaciones de los Montes de Toledo al sur y la Sierra de Gredos al norte, con un clima mediterráneo continental seco y extremo.

 

Su elaboración es bastante atípica, ya que ha fermentado con maceración carbónica, tras lo cual realiza la maloláctica en barricas nuevas de roble francés y americano. La crianza posterior es de 6 meses, también en barricas nuevas de roble francés y americano.

El resultado es un vino de color cereza picota con ribetes púrpura, profundo, capa alta.En la maceración carbónica se extraen aromas frutales de alta intensidad, de frutas rojas y negras, incluso algún apunte de fruta tropical, como el mango o la papaya (muy sutil). Notas de coco y vainilla, pimienta rosa, regaliz y aceitunas negras. Muy fresco en nariz. Tras oxigenarlo bastante, aparecen notas agradables de sacristía y buena madera.En boca es intenso a la vez que elegante, potente en el centro y el final de boca. Su persistencia es larguísima e invita a beber otro trago.

 Margarita Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s