Flores de Callejo 2010

Bodegas Félix Callejo

D.O. Ribera del Duero

Félix Callejo pertenece a una familia con una larga tradición en el mundo del vino. Tanto su abuelo Faustino, como su padre Félix, poseían viñedo, además de ser “corredores de vino”, algo así como un agente comercial, encargado de vender las partidas de vino elaborado en Sotillo. Inquieto por naturaleza, siempre tuvo el sueño de elaborar su propio vino, algo que se cumple en 1989, cuando sale a la luz la primera cosecha. Ha sido pionero, siempre con su botella debajo del brazo, al introducir los vinos de Ribera del Duero, en países donde apenas había cultura del vino.

Hoy cuenta con el apoyo y el trabajo de sus hijos: José Felix y Noelia,ambos enólogos (Noelia es también Ingeniero Agrícola); Cristina, que se ocupa de la exportación; y Beatriz, del mercado nacional.

El viñedo se sitúa en Sotillo de la Ribera (Burgos) y es exclusivamente Tinta Fina. Se encuentra al Norte de la Ribera del Duero, la parte más alta del valle, entre 850-930 metros de altitud sobre el nivel del mar. Nos encontramos en un enclave privilegiado dentro de Ribera del Duero. La elevada altitud es responsable de grandes contrastes de temperatura entre el día y la noche, con diferencias de más de 15 ºC, que mejoran la madurez de la uva, conservando en las noches frías la acidez.

Para elaborar Flores de Callejo la uva (vendimiada a mano en cajas para que no sufra en el traslado a bodega) se somete a una prefermentación en frío a 10ºC.  Las levaduras autóctonas empiezan la fermentación hacia el quinto día después del encubado.  Se deja macerar con el hollejo durante 3 días después de finalizar la fermentación alcohólica y se descuba a otro depósito para realizar la fermentación maloláctica de forma espontánea.  En enero de 2011 se trasegó a barricas de roble francés para hacer una crianza de 6 meses antes del embotellado en Julio de 2011. La añada 2010 fue calificada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero como “excelente”.

Es un vino de color cereza picota con ribetes rubí, intenso y profundo y con capa alta. En nariz encontramos muchísima fruta: bayas rojas frescas (frambuesas, grosellas) y bayas negras maduras (moras y ciruelas). Se envuelve en notas de vainilla muy sutiles que muestran un sabio uso de la madera, toques de palo de regaliz y de especias (pimienta). Complejo y muy franco en fase olfativa.

En boca es una explosión de fruta: carnoso, envolvente y con un punto goloso que invita a beber. Tiene un largo recorrido y buena persistencia final.

Un vino con el que disfrutarán tanto los neófitos como los entendidos.

Salud!!!

Margarita Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s